Así uno de los sectores más golpeados es la industria metalmecánica excepto automotores que registra en enero de 2019 un nivel de utilización de la capacidad instalada de 38,4%, inferior al de enero de 2018 (48,6%). Mientras que la industria automotriz presenta números muy preocupantes.

Este sector registra, en enero de 2019, un nivel de utilización de la capacidad instalada de 15,7%, inferior al de enero de 2018 (25,6%). En tanto los productos minerales no metálicos no están mejor ya que registran, en enero de 2019, un nivel de utilización de la capacidad instalada de 57,1%, inferior al de enero de 2018 (67,6%).

En enero de 2019, el bloque de productos textiles (muy golpeado) presenta un nivel de utilización de la capacidad instalada de 31,4%, inferior al registrado en el mismo mes de 2018 (57,2%). El bloque de alimentos y bebidas también sufrió un importante deterioro registra un nivel de utilización de la capacidad instalada de 57,5%, en enero de 2019, inferior al de enero de 2018 (62,7%).